SI SIEMPRE resulta difícil que un delito cometido en México sea castigado, la experiencia dice que es aún más complicado cuando se trata de un hecho de alto impacto como la masacre de la familia LeBarón.

PERO si a esas dificultades se suma la manera poco aseada con la que está arrancando esa investigación, las posibilidades de que los culpables sean llevados ante la justicia se reducen drásticamente.

ES UN HECHO que, durante las primeras horas, no hubo un correcto resguardo de las escenas de los crímenes como dan cuenta varios videos, por lo que hay altas probabilidades de que la evidencia esté contaminada.

TAMPOCO ayudó la danza que trajeron durante los primeros tres días las fiscalías de Sonora, de Chihuahua y la General de la República para ver cuál de ellas tomaba la indagatoria.

Y AUNQUE ayer ya se hablaba de cooperación entre las diferentes autoridades, quienes saben de investigación criminal señalan que se perdió tiempo irrecuperable para el levantamiento oportuno de evidencias.

A VER QUÉ cuentas terminan rindiendo los responsables de esclarecer uno de los hechos violentos que, seguramente, marcarán a este sexenio.

 

 
FINALMENTE se hizo la voluntad de Andrés Manuel López Obrador y al frente de la CNDH quedó Rosario Piedra Ibarra, la aspirante que traía tooodo el respaldo de Palacio Nacional.

PARA ELLO, fueron necesarios los votos en el Senado de Morena y sus dos aliados del PT y el PES, pero también que la bancada del PVEM que encabeza Manuel Velasco cambiara su voto para servir como bisagra y, según parece, algunos panistas se sumaron.

LA PREGUNTA que muchos se hacen es ¿y a cambio de qué fue que los senadores verdes y azules decidieron apoyar en la tercera y definitiva votación a la candidata del Presidente? Porque nadie cree que lo hicieran nomás porque sí.

 

 
EXPECTACIÓN causó que el titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, citara a la prensa hoy, hoy, hoy, a las 11:00 horas.

¿SERÁ para dar un anuncio sobre el Aeropuerto de Santa Lucía, para dar a conocer el peritaje final del accidente de Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle o para anunciar que se va de embajador a Francia? Mon Dieu, qué nervios.

 

 
QUIENES saben de qué lado mascan el águila y el cóndor que forman parte del escudo de la UNAM, cuentan que es prácticamente un hecho la reelección de Enrique Graue como rector.

ASÍ LO perciben quienes han estado cerca de los 15 integrantes de la Junta de Gobierno, quienes tienen en sus manos esa decisión que, dicen, será dada a conocer muuuy pronto.