QUIENES dicen "es como poner la Iglesia en manos de Lutero", es porque no saben que el gobierno quiere poner a Alberto Montoya al frente de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria. ¿Y eso qué tiene de raro? Pues que se trata de un funcionario que no cree en los organismos autónomos, sino que es promotor del modelo estatista y monopólico que impera en la 4T.

HAY QUIENES lo ubican como el "ideólogo" (es un decir) de la contrarreforma energética con la que el gobierno federal, a través de argucias legales o francos agandalles, pretende cerrarles el paso a las energías renovables, echar atrás la participación de los productores privados y, sobre todo, volver a las épocas del monopolio estatal de Pemex y la CFE.

MONTOYA despacha como subsecretario de Rocío Nahle, pero en el sector energético se tiene clarísimo que en realidad responde a las órdenes de Manuel Bartlett. Todo indica, pues, que se quiere otro organismo regulador dócil y bien portado.

 

 
ALGUIEN debería recetarle a Hugo López-Gatell un Dramamine porque al parecer ya se mareó con la fama. Resulta que en la reunión con la Conago amenazó a los gobernadores con que podría haber hasta ¡denuncias penales! si no le hacían caso a su semáforo de la pandemia.

LA ACTITUD del subsecretario no sólo desconcertó y molestó a los mandatarios, sino que la propia Olga Sánchez Cordero tuvo que entrar al quite y desautorizar por completo al funcionario con sus ocurrencias de poner a pelear al gobierno federal y los estados.

QUIENES estuvieron en la reunión cuentan que López-Gatell se nota nervioso ante la posibilidad de ser él quien cargue con todo el fiasco del manejo de la pandemia. De ahí que el doctor Selava Lasmanos anda buscando a quién aventarle sus propias culpas.

 

 
LOS PLEITOS por la dirigencia nacional de Morena se repiten en vaaarios estados del país, como en Michoacán. En aquel estado varios grupos morenistas andan queriendo meterle el pie a Cristóbal Arias, dado que les lleva amplia ventaja en la carrera por la gubernatura. De ahí que se están peleando por el control del partido a nivel estatal para tratar de imponer a su propio candidato. Hasta ahora el discípulo de Cuauhtémoc Cárdenas no ha querido comprar broncas, al menos públicamente, pero es claro que en cualquier momento se van a agarrar a corundazos.

 

 
MÁS DE un diplomático de carrera se pregunta si con las recientes designaciones de cónsules, los nuevos representantes mexicanos tendrán que presentar cartas credenciales... ¡o cartas de disculpas! Por si se ofrece, "¡Usted disculpe!" se dice "Affedersiniz!" en turco.