Norma Becerra Pocoroba...

La Asociación Mexicana de Agentes Navieros, que agrupa a 120 empresas, tiene ahora capitana. Ella es representante en México de la alemana Hamburg Süd y liderará el organismo que actualiza su operación y logística a tratados comerciales y restricciones impuestas por la pandemia.

 
 
Proyectos Parados
 
Para los desarrolladores de inmuebles comerciales, el Covid-19 puso freno a proyectos que, en algunos casos, se habrían puesto en marcha desde la primera mitad del año. No se pudo, el confinamiento lo impidió.

Un ejemplo es Gicsa. Todavía en abril, el grupo dirigido por Abraham Cababie Daniel tenía marcado el primer semestre de 2020 como el plazo para abrir Explanada Culiacán, proyecto que al primer trimestre registraba un avance de 93 por ciento.

La apertura ya se pasó para alguna fecha de esta segunda mitad del año.

Otras plazas, como Galerías Metepec Malltertainment y Grand Outlet Riviera Maya, de plano están en revisión, pese a que se tenía calculado que arrancaran en el primer semestre de 2021.

Por los tres proyectos, Gicsa tiene un monto por invertir de 2 mil 633.3 millones de pesos.

Y quienes llevan a cuentagotas el desarrollo de Parque Tepeyac, son los muchachos de Fibra Danhos, a cargo de Salvador Daniel Kabbaz Zaga.

La plaza, que fue aprobada por el comité técnico desde 2016, la ha frenado todo: desde la suspensión de obras por el cambio de Gobierno en la CDMX, hasta la pandemia.

Su avance de obra en una superficie de 51 mil 700 metros cuadrados, pasó de 35.7 por ciento al cierre de marzo, a 37 por ciento al acabar junio.

 
 
Quinto Tramo
 
La que toma velocidad es la licitación pública internacional del quinto tramo del Tren Maya, a cargo de Fonatur que dirige Rogelio Jiménez Pons.

Hablamos de una Propuesta No Solicitada (PNS) presentada por BlackRock, que capitanea en México Samantha Ricciardi.

Se trata de la obra carretera de Tulum-Cancún y el ganador deberá modernizar, rehabilitar, operar, conservar y mantener la carretera en el subtramo del entronque del Aeropuerto Internacional de Cancún por 18 años.

En dicho tramo se construirá una vía ferroviaria doble por la que pasará el Tren Maya y este será el último tramo que pueda ganar alguna empresa privada.

El martes pasado se llevó a cabo la segunda junta de aclaraciones, donde por cierto los de Greenfield SPV, filial de BlackRock, fueron los únicos que las presentaron.

Otras interesados son Constructora de Proyectos Viales de México, división de la española OHL, que capitanea el mexicano Luis Amodio, y Prodemex, de Olegario Vázquez Aldir, aunque se rumora que ésta irá en asociación con BlackRock.

Se estima que la propuesta superará los 30 mil millones de pesos.

El 10 de agosto se presentarán las ofertas por la obra y el 24 del mismo mes se conocerá al ganador.

Eso sí, BlackRock lleva ventaja de 10 puntos en el concurso por ser quien presentó esta propuesta.

 
 
Energía China
 
Entre las empresas de generación distribuida -la energía eléctrica que se genera a través de paneles solares en residencias y negocios- hay algunas que apuestan a crecer.

Es el caso de la filial mexicana de Ginlong Technologies, que capitanea a nivel global Yiming Wang.

Nos platican que desde sus oficinas en México apuestan a expandir su mercado de paneles solares y equipo de almacenamiento a mercados como Colombia, Ecuador, Costa Rica y Panamá.

La empresa en México ha crecido en los últimos dos años a un ritmo de 40 por ciento, y pese a los cambios que el Gobierno promueve, prevé cerrar 2020 con una expansión similar.

Ese crecimiento se sustenta en generación distribuida, almacenamiento para hogares, negocios y pequeñas plazas comerciales, con equipos que les permitan no depender de la CFE.

 
 
Aeroespacial en Netflix
 
Los que andan emocionados por presumir su trabajo son los de la industria aeroespacial de Baja California.

Tan es así que hasta tendrán una serie en documental que próximamente aparecerá en la oferta de Netflix.

Estas empresas, agrupadas en el Cluster Aeroespacial Baja California, que preside Tomás Sibaja, cuenta con 110 socias que a su vez dan trabajo directo a más de 35 mil personas.

Tienen más de 50 años operando en ese estado y se ha convertido en una de las industrias más representativas del norte del País.

El documental lo ven como una ventana que podría atraer la atención quizá de nuevos inversionistas.

Ven una ventaja de transmitirlo en Netflix, pues en esta plataforma la industria podría conseguir visibilidad en unos 190 países.

El documental estaría formado de seis capítulos, pero de ser posible se podría alargar a 10 o incluso hasta hacer una segunda temporada.

Este trabajo estará dirigido por Ricardo Arnaiz, dueño de ANIMEX, una compañía de animación digital mexicana y tiene fecha de estreno en abril de 2021.