1.  Por tercer año, Alsea, que encabeza Alberto Torrado, formará parte del Dow Jones Sustainability Index MILA, indicador que, además de la cuestión económica, toma muy en cuenta el factor ambiental y social. La inclusión de la firma detrás de Vips, Domino’s Pizza, Starbucks, entre otras marcas, se basó en el análisis de sus resultados en política ambiental, operaciones ecoeficientes, prácticas laborales, filantropía, efectividad de su Consejo de Administración y código de conducta. La participación en el indicador le dará mayor visibilidad entre inversionistas interesados en empresas socialmente responsables. En un momento en que las ventas andan bajas, un empujoncito de este tipo puede ser aprovechado.

2.  Las empresas tecnológicas siguen obteniendo capital, aun en la pandemia. Esta vez, Duolingo, cofundada y dirigida por Luis von Ahn, recaudó 35 millones de dólares que utilizará para investigación y desarrollo en su gama de productos de aprendizaje de idiomas, así como para acelerar el crecimiento y expansión de su equipo. Es una de las aplicaciones más populares para aprender idiomas, al tener más de 500 millones de descargas y un crecimiento de ingresos cercano a 100% anual. En cuanto al número de empleados, pasó de 200, al cierre de 2019, a 350 actualmente. Para los inversionistas resulta una empresa atractiva porque cuenta con varios productos de paga, como Duolingo Plus o Duolingo English Test.

3.  Además de los dolores de cabeza que tiene Interjet, de Alejandro del Valle, por sus problemas con el SAT, la falta de flujo de efectivo, los adeudos a sus trabajadores y la demanda colectiva de sus pasajeros, en breve se sumará un problema más: el mantenimiento de su flota. La empresa canibalizó parte de sus aviones Sukhoi Superjet 100 para utilizar sus piezas y refacciones en otros que actualmente operan a máxima capacidad. A propósito, William Shaw, quien fungía como director de Interjet hasta hace unos meses, lanzó una nueva aerolínea en Colombia hace un par de días. Parece que el exdirectivo cumplió la amenaza que le hizo en el pasado a las tripulaciones sobre que podía irse y hacer una nueva compañía.

4.  La necesidad de tener flujo de capital llevó a que un mayor número de empresas se inscribieran al programa de descuentos de el Buen Fin. De acuerdo con los datos preliminares de la Concanaco Servytur, que preside José Manuel López Campos, se lograron registrar más de 110 mil establecimientos, una cifra que superó los 92 mil registrados el año pasado. Estos negocios podrán participar del Sorteo Fiscal que realiza el gobierno y en donde se devolverá a los consumidores el monto de sus compras realizadas. Hay otro universo de 200 mil establecimientos que también participan del programa de descuentos, pero no se registraron, por lo que no podrán beneficiarse del sorteo.

5.  Muy amplia fue la información sobre el mercado laboral que liberó el Inegi, a cargo de Julio Santaella, con la nueva Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del tercer trimestre de 2020. Pero esa buena noticia que todos aplaudieron se opacó con un problema: el Inegi no cuidó que esa multiplicidad de indicadores, tanto nacionales como regionales, se pudiera procesar a través de la acostumbrada consulta interactiva de datos, con la cual los usuarios pudieran elegir la variable de interés, la región y hacer comparaciones en el tiempo. Lo que antes estaba al alcance con unos cuantos clicks, ahora toca hacerlo bajando múltiples y pesadas tablas de Excel. Ojalá que el Inegi corrija pronto esta deficiencia.