Crece la especulación sobre quién sucederá a Javier Guzmán Calafell, subgobernador del Banco de México, quien termina su periodo el próximo 31 de diciembre.

Se espera que el presidente López Obrador anuncie su decisión los próximos días, y —ojalá— sea una mujer, con lo cual habría una mayor equidad de género en la Junta de Gobierno de Banxico, en la que hoy sólo participa una mujer: Irene Espinosa.

A muchos les preocupa que López Obrador podrá, en su sexenio, cambiar a toda la Junta de Gobierno, con excepción precisamente de Irene Espinosa, cuyo periodo termina hasta diciembre de 2024, por lo que el nombramiento de su sucesor o sucesora será ya responsabilidad del nuevo Presidente.

Sin embargo, hay que reconocer que López Obrador, si bien ha criticado en las mañaneras al gobernador de Banco de México, Alejandro Díaz de León, ha sido hasta el momento respetuoso de la autonomía del Banco Central y privilegió el perfil técnico en los nombramientos de los dos subgobernadores que realizó en 2019: Jonathan Heath, quien fue anunciado, incluso, desde la transición, sustituyó a Manuel Ramos Francia y nunca tuvo una participación política ni en Morena ni en la campaña; y Gerardo Esquivel, exsubsecretario de Hacienda, quien sustituyó a Roberto del Cueto, cuyo periodo terminaba hasta diciembre de 2002, pero renunció en forma abrupta.

Es de esperar, por lo tanto, que López Obrador nuevamente opte por el mejor perfil y no una incondicional a la 4T, si efectivamente, es mujer y que se mantenga la autonomía del Banco de México y de su Junta de Gobierno.

*

EL BLOQUE HEATH-ESQUIVEL

Aunque se les considera como un bloque, porque ambos fueron nombrados por López Obrador y ambos son muy tuiteros, no siempre han votado igual en las juntas de Gobierno y a través de sus cuentas de Twitter han fijado posturas contrarias a propuestas de Morena o de algunos funcionarios de la 4T.

El caso más reciente es el de Gerardo Esquivel, quien el miércoles, ante la propuesta de un consejero de Pemex para utilizar las reservas internacionales en la compra de bonos de la paraestatal, recordó que la ley del Banco de México lo impide.

*

INCIERTO FUTURO DE DIAZ LEÓN

Otra interrogante es qué decisión tomará el presidente López Obrador en el caso de Díaz de León, excelente gobernador de Banxico, cuyo periodo termina el 31 de diciembre de 2021, un año muy complicado económica y políticamente.

Desde luego los mercados prefieren que Díaz de León sea ratificado, pero la duda es si López Obrador dejará pasar la oportunidad de nombrar a alguien más afín a su gobierno, como podría ser el actual secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

*

HACIENDA CONTRA MAL USO DE RESERVAS

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, reconoció que un consejero de Pemex presentó hace un par de meses una propuesta para que se utilizaran las reservas internacionales del Banco de México para comprar bonos de la paraestatal.

Yorio, quien participó en esa Junta de Consejo, fijó claramente la postura de la Secretaría de Hacienda en el sentido de que la ley prohíbe que las reservas puedan utilizarse para financiar al gobierno o invertir en bonos de paraestatales.