Enrique Yamuni...

 
Capitán de Megacable, empresa que está por anunciar una inversión de más de 100 millones de dólares para el lanzamiento de la plataforma XVIEW+ que une los canales de TV restringida con los contenidos de las principales plataformas de streaming.

 
 
Otras presiones
 
Apenas está por terminar el primer bimestre del año y la lista de pendientes se acumula para el sector empresarial, en especial, para las áreas de recursos humanos.

Usted, capitán de empresa, seguramente ya está trabajando en la NOM 035, la cual sirve para prevenir riesgos psicosociales en los centros de trabajo. La etapa que entró en vigor desde octubre del año pasado, exige a todas las empresas de más de 16 trabajadores que apliquen cuestionarios para medir cuáles podrían ser los factores de riesgo esperados, y que implementen programas específicos para prevenirlos.

Aunque no parece ser prioridad de la secretaria del Trabajo de Luisa María Alcalde, la adopción de esta NOM es susceptible de inspecciones.

Otro pendiente es el cumplimiento de la reforma sobre teletrabajo, cuya adopción todavía está en discusión entre cámaras y organismos empresariales. Recordemos que las empresas deben establecer un sistema de pagos adicionales a los trabajadores a distancia.

Y no menos importante, es el cumplimiento de Ley Federal del Trabajo en materia de democracia sindical y negociación colectiva.

Los sindicatos están convocando a votaciones entre el personal para determinar si validan o no el contrato colectivo, un proceso que está avanzado en la industria automotriz, cementera y autopartes, así como en las grandes firmas de alimentos. Pero el verdadero problema viene para la medianas y pequeñas que tienen contratos de protección.

Estas sí son las otras presiones.

 
 
Con respaldo científico
 
Los empresarios del cine, agrupados en la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica que lleva Fernando de Fuentes, no quitan el dedo del renglón y acudieron en busca de ayuda con los expertos de Tec Salud, que capitanea Guillermo Torre.

Como ya han venido insistiendo ante las autoridades de la CDMX y el Estado de México, donde aún no les permiten reabrir sus salas, los de Canacine están tratando de dejar en claro el mensaje de que sus salas no representan riesgos de contagio.

Para ello, con el respaldo del Tec Salud, diseñaron una campaña informativa donde detallan la operación de las salas.

Explican que, dado que en las salas de cine no se habla y además se limpia el aire constantemente, dicha actividad no debería ser considerada como de alto riesgo y debería ser permitida su operación, incluso antes que otras actividades.

Por ejemplo, en la campaña exponen que hacer ejercicio dentro de un gimnasio es hasta 7 veces más riesgoso que ir al cine, o que estar en un restaurante es 14 veces más riesgoso, o incluso que ir a un bar donde se tenga que hablar fuerte y haya actividad física, como el baile, puede ser hasta 90 más riesgoso.

Veremos si pega su propuesta.

 
 
Nuevos desafíos
 
Y hablando de trabajo, le anticipamos algunas conclusiones que dará a conocer hoy el informe sobre el papel de las plataformas digitales que publica la Organización Internacional del Trabajo, que dirige Guy Ryder.

La OIT concluye que para los trabajadores en plataformas digitales las horas de trabajo suelen ser prolongadas e imprevisibles. La mitad de los que laboran en este sector gana menos de 2 dólares por hora y hay brechas notables de remuneración.

Aquí se agrupan todos los que laboran con plataformas digitales web, en las que los trabajadores realizan sus tareas en línea y de modo remoto, más los que laboran como choferes de taxis o repartidores en las ya famosas aplicaciones.

Todos estos desafíos deben atenderse para evitar la precarización de esta forma de trabajo, que ha sido muy necesaria en tiempos de pandemia.

 
 
Revolución ambiental
 
Más allá del Tratado Comercial en América del Norte, la relación del sector automotriz-autopartes entre México y Estados Unidos estará condicionada a la revolución ambiental que ya se está cocinando.

En los últimos meses, gobiernos y armadoras aceleraron los planes para reducir el consumo de gasolinas e impulsar los autos eléctricos y autónomos.

Recordemos que apenas en septiembre, en California se anunció que para 2035 se podrá fin a la venta de autos nuevos a gasolina y diesel. Así que si las armadoras quieren seguir dominando ese mercado, tendrán aplicarse.

De hecho, General Motors Co, con Mary Ibarra a la cabeza a nivel global, anunció que invertirá 27 mil millones de dólares hasta 2023 para autos vehículos eléctricos y autónomos, con la idea de eliminar los de gasolina en el 2035. Planes similares tiene Ford, que lidera Jim Farley y que planea que sus autos sean totalmente eléctricos en Europa hacia el 2035.

Los suministros de baterías y otras autopartes para esta gama deben tener a la industria autopartera de exportación en acción, porque de otra forma podrían quedarse fuera del negocio en una década.

 
capitanes@reforma.com