HACIENDO caso a lo que dijo el Presidente, en materia eléctrica estaríamos mejor con López... ¡Mateos!

DE LO QUE se dijo ayer en Palacio Nacional lo único que quedó claro es que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere volver a los tiempos del monopolio de la Comisión Federal de Electricidad. Nada de competencia, que somos patriotas.

SEGÚN las cuentas de Manuel Bartlett y del propio mandatario, tooodo lo malo que le ha pasado a la CFE se debe a las reformas que abrieron la puerta para a la inversión privada y a esquemas como la cogeneración, que permitió llevar energía a precios mucho más bajos para los usuarios.

LA AÑORANZA de López Obrador por López Mateos y sus ataques contra las empresas del sector hacen pensar que viene una andanada para tratar de revivir el monopolio eléctrico al que, por cierto, no lo mató la competencia sino la obsolescencia y la autocomplacencia.

 

 
SI ALGUIEN conoce un buen filólogo, avísenle que se requieren sus servicios en la Presidencia de la República. Y es que andan confundiendo lo inmoral con lo ilegal; y la suposición con la corrupción.

POR EJEMPLO, López Obrador considera inmoral que un ex funcionario trabaje para una empresa privada. Y está en su derecho, pero que lo crea inmoral no significa que sea ilegal. Y que él suponga que es un acto de corrupción, no implica que realmente lo sea.

Y SI ALGUIEN está en desacuerdo, que se lo diga al propio Presidente que hace unos días aclaró que no era ilegal proponer a sus incondicionales como ministros de la Suprema Corte... aunque más de uno lo considere inmoral.

 

 
CON ESO de que ya anda creando su propia central obrera, Napoleón Gómez Urrutia se puso el overol proletario y se encerró con media docena de personas en un privadito de la Casa Portuguesa. Cosas de la Cuarta Contradicción: el nuevo movimiento del proletariado tiene su cuna en un comedero fifí de Polanco.

 

 
CUENTAN que en sus constantes viajes en líneas aéreas comerciales, Andrés Manuel López Obrador tomó nota de algo que le agradó: que en la mayoría de los vuelos, al menos un integrante de la tripulación era casi de la tercera edad.

Y QUE al preguntar la razón, se enteró que hay un programa del sindicato de sobrecargos, que encabeza Ricardo del Valle, que promueve, precisamente, abrirle espacios a la contratación de adultos mayores, muchos de los cuales estaban en el desempleo tras la desaparición de Mexicana.

Y AL PARECER pronto habrá un encuentro entre el mandatario y el líder sindical, para darle vuelo a ese tipo de ideas que le den nuevas oportunidades a las cabecitas blancas.