A pesar de la incertidumbre que ocasionó la modificación del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y el llamado a boicotear la compra de autos de General Motors fabricados en México; en enero, las exportaciones de vehículos hacia ese país crecieron 7%, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En total, se exportaron 191 mil 72 vehículos al mercado estadounidense, 12 mil 405 unidades más que en enero de 2018.

El presidente de AMIA, Eduardo Solís, destacó que el mes pasado sólo México y Corea incrementaron sus exportaciones hacia Estados Unidos, mientras que Japón y Alemania las disminuyeron en 11.6% y 16.2%, respectivamente.

“El boicot fue en enero y en ese mes las ventas de autos en Estados Unidos cayeron 2.1% y nosotros tenemos récord de penetración al mercado estadounidense. En medio de ese movimiento, estamos creciendo de manera dramática, pero no hay que decirlo muy fuerte porque saben quién se enoja [en referencia a Donald Trump]”, dijo Solís.

Explicó que el año pasado, los vehículos hechos en México tenían 15% de participación en el mercado estadounidense. En enero, esa participación subió a 17%.

Los vehículos más exportados a Estados Unidos en enero fueron Jetta, Equinox, Tiguan, Tacoma y la Silverado 2500.

Después de Estados Unidos, Canadá es el segundo destino de los envíos de autos mexicanos, seguida de Latinoamérica, Europa y Asia.

Hacia la mayor economía del mundo se exporta 79% de la producción automotriz en el país.

“Se puede leer de dos maneras. Es resultado de nuestra exitosa penetración en Estados Unidos o que estamos concentrándonos demasiado en ese país, en lugar de diversificarnos. Pero con un mercado que tiene tal capacidad de absorción, es decir, si el mercado lo absorbe ¿por qué lo voy a mandar a otro país?”, indicó el directivo de la AMIA.

En total, México exportó 231 mil 88 vehículos hacia más de 100 países en enero, 4.9% más respecto al mismo mes de 2018.

El crecimiento de las exportaciones automotrices también ha sido en vehículos de mayor valor, pues de enero a noviembre de 2018, la balanza comercial automotriz se ubicó en 75 mil 594 millones de dólares.

Es decir, la diferencia entre lo que se importa y lo que se exporta de productos automotrices dejó un superávit de 75 mil 594 millones de dólares. En 2017, la balanza automotriz cerró en 70 mil millones de dólares, por lo que en noviembre se superó esa cifra.