Ante los hechos violentos de los últimos días, el presidente de Index-Chihuahua, Luis Carlos Ramírez López, señaló ayer se vive en un estado de indefensión e impunidad muy grave.

 

Dijo que hay consternación y desencanto de la falta de toma de responsabilidad inmediata de las autoridades en el caso de la familia LeBaron y advirtió que la acción lenta y pasmada no ayuda a resolver estos casos de manera expedita y efectiva. 

 

Indicó que puede haber directivos de corporativos de la industria manufacturera y maquiladora de exportación que estén atentos de estas notas y poniendo atención. “Seguramente no contribuye nada a tener un ambiente propicio a la inversión y al crecimiento”, recalcó el industrial.

 

Luis Carlos Ramírez lamentó la violencia, ya que eso no ayuda en nada a generar empleo mejor remunerados. Subrayó que es necesario tener un país estable y seguro para lograr en el largo plazo el bienestar del pueblo mexicano. 

 

Index-Chihuahua está formado por 87 empresas asociadas y 25 empresas afiliadas y representan el 70 por ciento de las plantas ubicadas en la capital del estado de la industria manufacturera y de exportación y el 85 por ciento del total del empleo generado por el sector manufacturero de exportación bajo el programa IMMEXe: Chihuahua, Cuauhtémoc, Delicias, Camargo, Jiménez y Ojinaga.