La industria Maquiladora es regulada en nuestro país por el Decreto para el fomento de la industria manufacturera, maquiladora y de servicios de exportación (IMMEX) así como a legislación aduanera, tratados internacionales y disposiciones fiscales como la Ley del Impuesto al Valor Agregado, la Ley del Impuesto Sobre la Renta, el Código Fiscal de la Federación entre otras disposiciones en materia ambiental y Normas Oficiales Mexicanas y Normas Internacionales.

Básicamente el esquema de operación IMMEX es la importación temporal de materias primas para ser elaboradas, transformadas o reparadas para ser posteriormente retornadas al extranjero, así como la maquinaria y equipo para su proceso productivo.

Lo anterior se explica en el sentido de que la importación temporal en términos de la legislación aduanera, es una mercancía que entra al país bajo un esquema de excepción, es decir, sin el pago de impuestos al comercio exterior, a condición de que dicha mercancía tenga que ser retornada al extranjero en el plazo establecido en la misma Ley.

Datos de las Empresas IMMEX

Existen al primer semestre de este año un total de 6,371 establecimientos con programa IMMEX en el país con 3,061,666 personas empleadas de manera directa.

En Chihuahua se tienen a junio de este año 591 empresas IMMEX con 401,334 empleos creados, así como en Sonora, 375 empresas que generan 192,107 empleos.

Tanto en empleos como en remuneraciones aumentó 0.4%. El personal ocupado creció 3.4%, las remuneraciones medias reales fueron superiores en 2.2%.

En reciente visita a Ciudad Juárez, Chihuahua, el presidente nacional de Index (Asociación Nacional de empresas Maquiladoras), Luis Aguirre Lang destacó que, aunque se nota desaceleración a nivel nacional, la industria sigue generando oportunidades de empleo, sobre todo en Ciudad Juárez, que cuenta con el 65 por ciento de las empresas que hay en todo Chihuahua.

Igualmente se destaca que, aunque México bajó dos lugares en el Índice de Competitividad Mundial, las IMMEX siguen creciendo un 2 por ciento anual en productividad.

Limitantes para las empresas IMMEX

El esquema de operación ha venido teniendo modificaciones en algunos casos por cuestiones de justicia fiscal como el caso del Impuesto Sobre la Renta, y en otros por obligaciones contraídas en tratados internacionales, como el pago de impuesto de importación de materias primas en ciertos casos como en el caso del Tratado con Estados Unidos y Canadá, la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio.

También se determinó desde 2001 el cobro del impuesto de importación en la maquinaria y equipo importado temporalmente por compromisos internacionales.

En 2015 las empresas IMMEX empezaron a causar y a generar la obligación del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las importaciones temporales, generando un esquema de certificación para poder determinar un crédito fiscal y evitar de esta manera, el pago del IVA.

Recientemente se ha obligado a estas operaciones temporales a cumplir con algunas Normas Oficiales Mexicanas aun cuando sean destinadas a uso interno de las mismas empresas.

Además de la obligación de control de inventarios que va más allá de cualquier control regular de producción o de manejos regulares de inventarios, provocando posibles sanciones entre otras obligaciones de cumplimiento.

Conclusión

En una coyuntura de bajo o nulo crecimiento, de desaceleración internacional, el promover facilidades administrativas para este tipo de empresas se vuelve primordial y debe ser un objetivo de todos los niveles de gobierno en nuestro país.

La industria IMMEX no solamente es lo que representa de manera directa, pero también empleos indirectos de comedores industriales, transporte de personal, capacitación entre muchos otros servicios y proveeduría que requiere.

Esta industria podría ser un motor de desarrollo al incentivar la proveeduría local y el desarrollo de empresas productoras nacionales que puedan aprovechar la inversión extranjera que ya está en nuestro país y donde ha sido limitado por diversos factores la posibilidad de desarrollo de empresas locales.

Nuestro planteamiento no es de favorecer de manera especial o diferenciada a las empresas IMMEX respecto del resto de las empresas en el país, en este momento el solo hecho de identificar la naturaleza de su régimen aduanero, así como el no generar costos adicionales o tramites que encarezcan y entorpezcan los tiempos y procesos productivos, podría permitir a este sector seguir creciendo aún en este entorno desfavorable.