Debido a la pandemia sanitaria por COVID-19, la juez Madhay Soto Morales, ordenó al gobierno de Chihuahua, encabezado por Javier Corral, cerrar todas las maquiladoras.

 

Según información oficial difundida por el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) en Ciudad Juárez, limítrofe con El Paso, Texas, operan 327 maquiladoras, 500 en Chihuahua, y 5 mil 144 en el país.

 

Por su parte la Secretaría del Trabajo dio a conocer que detectó que se encontraban en operación 102 centros laborales con actividades consideradas no esenciales, por lo que se determinó la suspensión temporal de actividades.

 

Luego del fallo de la juez Soto Morales, la autoridad responsable de aplicar los cierres de factorías y empresas, cuya producción no sea considerada esencial, es la delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en el estado.

 

Entre los actos que reclama el abogado Carlos Joel Vargas en el juicio de amparo está la omisión de la autoridad responsable en establecer medidas de protección y seguridad eficaces para evitar el contagio del COVID-19, y no realizar acciones para asegurar la suspensión de labores no esenciales en el ámbito de su competencia.

 

El pasado 9 de abril, la juez Soto Morales dictaminó que la Secretaría del Trabajo debe revisar y verificar que las maquiladoras de la entidad cumplan con la obligación que tienen de proteger a sus empleados ante la posibilidad de contagiarse del COVID-19.

 

Expuso que en la entidad hay más de un millón de trabajadores de la industria maquiladora, lo que hace entender el riesgo enorme que existe, de que todos esos trabajadores siguen cumpliendo con su trabajo, sin que las empresas para las que trabajan tomen las medidas de prevención necesarias.

 

La audiencia constitucional del caso fue fijada para su desahogo el 15 de mayo. El amparo es tramitado con el número de expediente 524/2020 IV, en el décimo juzgado de distrito.