La economía mexicana ha sido la más dañada por la paralización de la producción y el comercio exterior, ante las medidas aplicadas por las autoridades para evitar un contagio generalizado de Covid-19.

Entre abril y junio del presente año, la actividad nacional se desplomó 18.9% con relación al mismo periodo de 2019, de acuerdo con el reporte del Producto Interno Bruto (PIB) del Inegi.

Significa un descalabro dos veces más severo que el de Estados Unidos, principal socio comercial de México, donde el PIB se contrajo 9.5% a tasa anual y fue su peor caída desde que hay registro, a partir de 1947, según el Departamento de Comercio de la Unión Americana.

El país también cayó dos veces más que Hong Kong, donde el PIB se redujo 9% en el mismo periodo y fue el cuarto trimestre consecutivo a la baja, pues la antigua colonia británica viene arrastrando tensiones políticas desde el año pasado.

México cayó cinco veces más que Lituania, cuya economía se redujo 3.8% en el segundo trimestre. En el país europeo, la caída provocada por el Covid-19 no fue tan profunda como en la crisis de 2009, cuando registró pérdidas de doble dígito.

El Gran Confinamiento golpeó más fuerte a México que a Alemania, puesto que la economía germana enfrentó un revés de 11.7% en el segundo trimestre y fue el peor descenso desde que comenzaron sus registros, a partir de 1970.

A pesar de ser el epicentro de la pandemia, China tuvo un crecimiento de 3.2% en el segundo trimestre, tras ceder 6.8% en el primero, siendo de los pocos países que han logrado darle la vuelta al Covid-19.