Líderes empresariales en la capital de Estados Unidos y en Wall Street ampliaron las presiones contra el Presidente Donald Trump para que reconozca la victoria electoral de Joe Biden e inicie así la labor de transición formal antes de la toma de posesión del 20 de enero.

 

Los reclamos se dan un par de días después de que organizaciones médicas instaron al Mandatario a cooperar con el equipo de Biden por el bien del país.

 

Entre los grupos de negocios más grandes que están presionando a Trump están la Cámara de Comercio y la Asociación Nacional de Manufacturas.

 

Ambas organizaciones habían apoyado al Presidente en el pasado, en su impulso para reducir impuestos a grandes fortunas y revertir ciertas regulaciones. Pero ahora están rompiendo con él mientras empuja afirmaciones infundadas de fraude electoral.

 

La Asociación Nacional de Manufacturas pidió a la Administración de Servicios Generales (GSA, por sus siglas en inglés), ente encargado de facilitar información para la transición, que inicie formalmente el proceso con Biden.

 

"Es imperativo que nuestro país tenga un Presidente y asesores que estén completamente preparados para liderar desde el día de la inauguración dada la magnitud de los desafíos futuros y las amenazas a nuestra seguridad económica y nacional, y lo más importante, a la salud pública", escribieron los líderes del grupo, incluido su presidente, Jay Timmons, y los directores ejecutivos del gigante químico Dow y Trane Technologies.

 

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio, Tom Donohue, le dijo ayer al medio digital Axios que Trump puede seguir litigando para confirmar los resultados electorales, pero, subrayó, el Mandatario no debe retrasar "ni un momento más" la transición por el bien de la seguridad y el bienestar de los estadounidenses.

 

Y el director ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, expresó su consternación porque la transición aún no ha comenzado formalmente.

 

El Presidente electo Biden señaló que Trump está mostrando una "increíble irresponsabilidad" al impugnar los resultados de las elecciones presidenciales y retrasar el inicio de un proceso de cambio de Gobierno.

 

"Se están enviando mensajes increíblemente dañinos al resto del mundo sobre cómo funciona la democracia", manifestó ayer el demócrata.

 

"Trump será recordado como uno de los Presidentes más irresponsables de la historia de EU".

 

Especialistas han advertido que un retraso en la transición podría impactar la recuperación económica de la nación, así como el manejo de la pandemia del nuevo coronavirus.